ALIMENTOS DE TEMPORADA. LA ALCACHOFA.

LA ALCACHOFA (Cynara scolymus, L.)

El nombre alcachofa procede de un término árabe “al-kharshûf”, que significa, lengüetas de la tierra.

La alcachofa es la flor, todavía no madura de la alcachofera. La temporada de recolección suele situarse entre Octubre y Abril, aunque su mejor momento es de mediados de enero a principios de marzo.

Su origen se sitúa en el suroeste asiático, aunque también se le otorga al norte de África. Hacia el siglo IX los árabes la introdujeron en Europa.  En la actualidad el 90% de la producción mundial tiene lugar entre España, Francia e Italia.

Una de las maneras en que se clasifican es atendiendo a su origen: españolas (las de Tudela, el Prat, etc), Italianas (de verde muy pronunciado y tonos violetas), Francesas (las de Bretaña, etc)

Otra por su color: verde claro o violeta. Así se agrupan: las verde claro, “blanca de Tudela”, “callosinas”, “madrileñas”, “gruesa de Laón ó París”, “gruesa de Gran Bretaña”, polea, etc. Las violeta: “de Provenza”, “Temprana”, etc.

Al comprarla, la alcachofa debe de ser pesada y firme, con hojas que se rompan a la presión, sin rastros negros, y muy apretadas. Se pueden conservar frescas sumergiendo su tallo en agua, como una flor.

La alcachofa es una hortaliza que requiere de bastante tiempo de preparación, pero en el mercado podemos encontrarla congelada, en conserva, fresca troceada envasa en atmosferas modificadas e incluso en algunas fruterías limpia y troceada del mismo día.

Para evitar la rápida oxidación que se produce en la alcachofa cuando se está preparando para su elaboración, y no se ennegrezca, se puede rociar con limón, vinagre, sumergirla en agua con abundante perejil, o ponerla en agua con unas cuchadas de harina.  Y siempre es recomendable limpiarlas con guantes, para evitar que las manos se queden negras.

Usos culinarios, puede ser el ingrediente principal de un plato o bien una guarnición. Así podemos cocinarlas: rellenas, salteadas, hervidas, vapor, estofadas, asadas, en menestra, fritas, xips, tortilla, crema, pizza, quiches, buñuelos, etc.

Las alcachofas son una hortaliza que produce mucha merma, ya que sólo se utilizan las partes más blandas que son el corazón y las hojas próximas a éste, suele desecharse alrededor del 50% de su peso. Con estas mermas, que son las hojas más duras y los tallos, se elaboran licores tipo Cynar, o bitter y también se utiliza como forraje para el ganado.

COMPOSICION NUTRICIONAL
(por 100 g de porción comestible)
Kcal:  44,50 – Agua: 83,80 g -Proteínas: 2,40 g – Lípidos:   0,12 g – Carbohidratos: 2,90 g- Fibra: 10,80 g – Calcio:   53 mg – Fósforo: 130 mg – Hierro: 1,5 mg – Potasio: 353 mg- Vit. B1: 0,14 mg – Vit. B2: 0,12 mg – Vit. C: 7,6g – Acido   Fólico: 47 µg

 Esta semana Chocolate, Aceite y Sal nos vuelve a sorprender con una receta deliciosa: Alcachofas al Azafrán.

Podéis visitar el Blog Chocolate, Aceite y Sal de nuestra encantadora colaboradora y amiga.

http://chocolateaceiteysal.blogspot.com/

 Y si tenéis más curiosidad por la alcachofa, aquí os dejamos otro artículo sobre “La Beneficiosas Propiedades de la Alcachofa”. http://aprendeacomerconelena.wordpress.com/2012/02/16/beneficiosas-propiedades-de-la-alcachofa/

Advertisements

2 thoughts on “ALIMENTOS DE TEMPORADA. LA ALCACHOFA.”

  1. Hola!
    Tengo una pregunta para Elena, espero que me responda ^___^.
    Estoy pensando en comprar cápsulas de alcachofa como estas, pero tengo la duda sobre si ¿son igual, menos o más efectivas, que prepararla yo?. No soy una persona muy cuidadosa ni tengo mucho tiempo para procurarme una buena comida, pero si es mejor consumirla sin que este procesada lo haría.

    Un saludo y gracias de antemano.

    Like

    1. Apreciada Carolina,

      Yo te recomiendo que la tomes fresca, ya que además de las propiedades saludables que nos aportan las cápsulas, el alimento fresco nos aporta fibra, vitaminas…que durante el procesado se pierden. No obstante, si ves que en tu alimentación no puedes comerlas, las cápuslas no es una mala opción, se dá en muchos casos como suplemento para ayudar a mejorar las digestiones, va muy bien para la descongestión del higado y para regular el transito intestinal. Lo único es que un exceso de alcachofa puede causar flatulencias por el tipo de fibra que contiene.
      Espero que haya solucionado tu duda.

      Elena Juez.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s