Beneficiosas Propiedades de la ALCACHOFA

ALCACHOFA.

La alcachofa silvestre originalmente procede de Etiopía y su cultivo (Cynara scolymus) “domesticada” por el hombre, se extendió por el Mediterráneo y es la que se usa con fines terapéuticos. Existen referencias de su uso y consumo como alimento y como remedio de salud en muchos pueblos clásicos, incluso desde los egipcios.

Se trata de una de las verduras más rica en fibra. Es recomendable aprovechar la temporada de las alcachofas e incluirlas con frecuencia en la dieta por los beneficios para la salud que se obtienen de su consumo.

De la alcachofa se utilizan las hojas de las que se prepara un extracto con fines terapéuticos. La cinarina es una sustancia derivada del ácido cafeico que sirve para valorar y estandarizar la calidad de un extracto de alcachofa. La cinarina, y los productos de degradación de la misma confieren acciones coleréticas (aumenta la formación de bilis), colagoga (mejora la liberación de bilis), hepatoprotectora  y regeneradora de la célula hepática (hepatocitos), e hipocolesterolemiante (reduce los niveles de colesterol en sangre).

Un principio amargo, la cinaropicrina, le aporta acciones aperitivas y eupépticas. El efecto aperitivo de la alcachofa es muy conocido. La particularidad del uso de estas sustancias reside en el hecho de que realmente importa el momento en que se toman. Si es antes de la ingestión de alimentos, estimulan las secreciones digestivas “abriendo el apetito”, si se toman durante o después, ayudan a hacer una buena digestión (acción eupéptica), sin gases, sin hinchazón.

Así mismo, el extracto de alcachofa actúa como laxante suave por su acción colerética y colagoga, y por su contenido en mucílagos. Los mucílagos producen sustancias coloidales en contacto con el agua. Esto hace que creen “suavidad” dentro del intestino, mejorando y facilitando el tránsito intestinal.

La función diurética está relacionada con varios componentes, así por ejemplo, con los ácidos del tipo málico, cítrico, glicérico, succínico, láctico, que presentan además acción colerética. También tienen acción diurética los flavonoides derivados de la luteolina: cinarósidos y escolimósidos y la presencia importante de sales minerales ricas en potasio.

Dentro de los remedios naturales para adelgazar la alcachofa, es uno de los alimentos más valorados. Aumenta el metabolismo, favoreciendo la eliminación de grasas y  mejora el funcionamiento hepático.

Prevención de Enfermedades:

Estreñimiento: La fibra tiene capacidad de absorber agua, aumenta el volumen de las heces, de manera que ayuda a corregir el estreñimiento. Además, la fibra proporciona sensación de plenitud, lo que ayuda a la persona a ingerir menos cantidad de alimentos.
Hipercolesterolemia: el consumo de la alcachofa contribuye a reducir los niveles de colesterol debido a su riqueza en fibra, que forma geles viscosos que fijan la grasa y el colesterol a nivel intestinal. De esa forma se reduce la absorción de dichas sustancias. Además, hay que tener en cuenta otros componentes de la alcachofa, los esteroles, que potencian aún más el efecto de la fibra e interfieren en la absorción del colesterol de la dieta, así como compuestos antioxidantes.
Diabetes: La inulina es un polisacárido que se metaboliza en el organismo y da lugar a unidades de fructosa, un azúcar asimilable sin la necesidad de la insulina. La abundancia  en fibra de las alcachofas ralentiza la absorción de glucosa, con lo que evita elevaciones bruscas de la glucemia (azúcar en sangre). Asimismo, la cinarina y otras sustancias tienen una suave acción hipoglucemiante.
Magnifico diurético: La cinarina es la que actúa sobre los riñones y provoca un aumento de la diuresis, es decir de la cantidad de orina que eliminamos. Esto resulta beneficiosos en el caso de sufrir cálculos renales, hiperuricemia, hipertensión arterial, retención de líquidos u oliguria (producción escasa de orina).
Flatulencia: el exceso de fibra hace que las alcachofas puedan resultar flatulentas en general y, de manera particular, quienes tienen tendencia a trastornos digestivos (aerofagia, dispepsia). Sirve de ayuda terminar la comida con una infusión de manzanilla, anís verde, hinojo, poleo menta o hierbabuena.

Recomendamos tomar la alcachofa fresca formando parte de una dieta equilibrada, pero si queremos tomarla como suplementación también se puede tomar la infusión de las hojas después de comer o en extractos fluidos o secos. También se encuentra el zumo de la planta fresca.

Elena Juez- Dietista/Nutricionista

Receta Culinaria: Alcachofas al Azafrán. http://chocolateaceiteysal.blogspot.com/

BIBLIOGRAFIA:
–          Las virtudes de la alcachofa: de la huerta a la tableta. Dra. Nuria Lorite Ayán
–          Atlas ilustrado de las verduras. Susaeta Ediciones. ISBN 978-84-305-5960-2
–          La alcachofa. Botanical On line. [Visitado el 10/01/2012]  
http://www.botanical-online.com/medicinalscynaracastella.htm
–          Extracción y caracterización de principios activos de estructura fenólica con propiedades antioxidantes y antibacterianas, a partir de residuos del procesamiento de alcachofas. J. Dueñas, B. Naranjo & P. Araujo. Departamento de Ciencias de la vida, Escuela Politécnica del Ejército, Sangolquí, Ecuador.
Advertisements

4 thoughts on “Beneficiosas Propiedades de la ALCACHOFA”

  1. Its like you learn my thoughts! You seem to grasp a lot approximately this, like you
    wrote the guide in it or something. I think that you simply could do with a few p.
    c. to force the message house a little bit, but instead of that, that is great blog.
    A fantastic read. I’ll certainly be back.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s