¿Sabías que el Cromo es imprescindible para controlar el azúcar en sangre?

EL CROMO

¿Qué es el cromo?

Se trata de un oligoelemento esencial para el procesamiento de los azúcares y la grasa en el cuerpo. El cromo es un componente del Factor de Tolerancia a la Glucosa (GTF) que, junto con la hormona insulina, regula el metabolismo de los hidratos de carbono y el equilibrio de la glucosa en el organismo.

¿Por qué es tan importante el cromo?

Nuestro organismo necesita cromo para transportar el azúcar del torrente sanguíneo directamente a las células donde será convertido en energía. Cuando existe una deficiencia de este mineral, podemos encontrarnos con desajustes en el equilibrio de la glucemia corporal. Como resultado, normalmente, sentimos una inexplicable ansia de comer algo dulce, cosa que hace prácticamente imposible el hecho de poder resistirse a la tentación de comer pasteles, chocolate u otros dulces. Por este motivo, muchas veces las carencias de cromo nos pueden llevar a padecer sobrepeso.

Otra función muy importante del cromo es la de formar  parte del mecanismo natural de regulación del  peso corporal, inhibiendo la acumulación de grasas y  mejorando el crecimiento muscular. Por lo tanto, nos ayuda a disminuir los niveles sanguíneos tanto de colesterol como de triglicéridos, aportando una mejora en la salud cardiovascular.

Desgraciadamente, muchas personas llevan una dieta deficiente en cromo. Desafortunadamente la combinación de una dieta alta en harinas refinadas y en azúcar es muy común en nuestros días; y si tenemos en cuenta que el azúcar hace que el cuerpo elimine el cromo más rápidamente, aún agravamos más la carencia de este mineral.

¿Dónde podemos encontrar el cromo?

Lo podemos encontrar en cantidades muy pequeñas en diversos alimentos. El azúcar sin refinar, el café, el té al igual que algunos vinos y cervezas contienen cantidades significativas. La levadura de cerveza es una muy buena fuente de este mineral. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, la mejor manera de alcanzar los niveles necesarios es por medio de la suplementación.

La mejor fuente de cromo es la levadura de cerveza, aunque a  un gran porcentaje de personas les provoca molestias gastrointestinales (distensión abdominal y náuseas).

Otras buenas fuentes de cromo son las siguientes: carne, hígado, huevos, pollo, ostras, germen de trigo, cereales integrales,  pimiento verde, manzanas, plátanos, espinacas. La mantequilla, la pimienta negra y muchas especias también son buenas fuentes de cromo, pero normalmente se consumen sólo en pequeñas cantidades.

Recomendaciones internacionales de ingesta de cromo.

*(Fuente: Food and Nutrition Board of the Institute of Medicine)

Bebés:
  • 0 a 6      meses: 0.2 microgramos por día (µg/día)
  • 7 a 12      meses: 5.5 µg/día
Niños:
  • 1 a 3      años: 11 µg/día
  • 4 a 8      años: 15 µg/día
  • Hombres      de 9 a 13 años: 25 µg/día
  • Mujeres      de 9 a 13 años: 21 µg/día
Adolescentes y adultos:
  • Hombres      de 14 a 50 años: 35 µg/día
  • Hombres      de 51 años en adelante: 30 µg/día
  • Mujeres      de 14 a 18 años: 24 µg/día
  • Mujeres      de 19 a 50 años: 25 µg/día
  • Mujeres      de 51 años en adelante: 20 µg/día

Bibliografía:

– Cromo en la dieta. On line. [Visitado el 9/03/2012]. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002418.htm

– Marcos, A; Olmedilla, B; García, A; Morais, F. Suplementación Nutricional. CSIC, AFEPADI, FIAB. 2011

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s