COMO EVITAR Y CONTROLAR LAS MIGRAÑAS

El dolor de cabeza o cefalea es uno de los males más frecuentes entre la  población y se puede padecer a cualquier edad.  En España hay más de 5 millones de migrañosos, según datos recogidos en el último Congreso Internacional de Pacientes de Migraña, de los que tres cuartas partes son mujeres.

La migraña es un trastorno que cursa habitualmente con cefaleas y que suele ir acompañado de molestia a la luz, sonido, olores además de náuseas e incluso vómitos. El aumento de la frecuencia de las crisis de migraña discapacita a las personas que la sufren pudiendo hacerse muy difícil llevar una vida profesional, personal y social con normalidad.

La migraña tiene un origen multifactorial, si bien algunos factores desencadenantes predominan sobre otros. En los últimos tiempos se ha avanzado mucho en la investigación de dichos desencadenantes. Las migrañas se relacionan en un elevado porcentaje con los hábitos de alimentación y las características de ciertos alimentos. Siempre sería adecuado que la persona que sufre migrañas controle ciertos aspectos de su dieta:

  • Hacer como mínimo tres comidas al día. Es la primera pauta que se tiene que imponer para controlar los molestos dolores de cabeza. Las horas de ayuno entre las comidas pueden provocar bajadas de glucosa en sangre, hecho que desencadena en un inicio de la migraña.
  • Evitar digestiones pesadas. Un exceso de grasas en las comidas comporta una permanencia más larga de los alimentos en el estómago, una secreción de bilis más importante y más trabajo metabólico para el hígado. Muchas crisis digestivas se desencadenan por una sobrecarga digestiva.
  • Suprimir el consumo de alimentos que desencadenen la migraña. Es muy importante descubrir si el dolor de cabeza se inicia después de comer algún alimento determinado. Se puede tratar de alimentos tan habituales y bajos en grasa como las cebollas y las naranjas, u otros que la única cosa que tienen en común es un contenido en grasa más elevado  como la fruta seca o el chocolate. También hay alimentos que han tenido un proceso de fermentación o de maduración (el queso, los embutidos, el vino, la cerveza…) y que contienen sustancias derivadas de los aminoácidos (tiraminas) que son desencadenantes de migrañas. Algunos alimentos contienen altos niveles de histamina: el consumo de pescado fresco o enlatado, como atún, caballa, sardinas, anchoas, etc pueden causar cefaleas.
  • Reducir el consumo de alimentos con aditivos alimentarios. Un gran número de preparados alimentarios contiene potenciadores del gusto (glutamato), la lista es interminable: salsas, sopas, platos precocinados… La persona que no tolera estos aditivos puede sufrir migrañas repetitivas.
  • Valorar el efecto particular que causa la cafeína. La cafeína puede mejorar o prevenir la migraña para algunas personas y por el contrario, puede inducirla o aumentarla.
  • Controlar la ingesta de bebidas alcohólicas. Es frecuente la aparición de migrañas después de la ingesta de alcohol. Es estos casos la única solución es abstenerse de consumirlo.

Autora: Elena Juez López

Bibliografía:
–          Roselló MJ. La importancia de menjar sa i saludable. Editorial Rosa del Vents.2006 ISBN. 84-01-38691-8.
–          Mahan L.K. y Escote-Stump S. Nutrición y Dietoterapia de Krause. Ed. McGraw-Hill, México, 2001.
–          Vidal C, Titus F y Guayta-Escolies R. Evaluación del déficit de diaminooxidasa en pacientes con migraña (Estudio MigraDAO). Dr-Healthcare. 2010.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s